sábado, 20 de abril de 2013

Colirrojo diademado (Phoenicurus moussieri)

En marzo de este año 2013 apareció en Constantí (Tarragona) un colirrojo diademado (Phoenicurus moussieri) que como ornitosectario no pude dejar escapar. Es ésta una pequeña ave del norte de África, y es rareza en Europa.

El día 24 de ese mes me acerqué hasta allí con algunos amigos con la esperanza de observarlo. Y aunque nos llevó más de cuatro horas de espera, al final lo conseguimos. El pequeño fantasma rojo apareció, mucho más discreto de lo que yo esperaba, teniendo en cuenta su colorido, y durante dos minutos hizo nuestras delicias.






Cuatro horas de espera, dos minutos de recompensa... A veces me pregunto hasta qué punto merece la pena el esfuerzo. Aunque en realidad sólo me lo pregunto durante unos segundos, y ni siquiera lo hago en serio. Total, aves siempre hay. El aperitivo de aquel avistamiento estuvo compuesto por más de treinta especies distintas, entre las cuales me agradaron en especial algunas como la siempre espectacular águila culebrera (Circaetus gallicus), los primeros aviones del año (Delichon urbicum) o el mítico mochuelo (Athene noctua).

No hay comentarios:

Publicar un comentario